Escrito por Yanira Blanco

El papel de los abuelos en el cuidado del bebé

A lo largo de la historia se ha resaltado la importancia y los beneficios del papel que tienen los abuelos en el cuidado de bebes y niños. Según las capacidades de los abuelos, puede que cuiden al bebé o al niño en algún momento de sus vidas. Por eso, en este blog nos gustaría mostrarte el papel de los abuelos en la crianza de los hijos.

Uno de los papeles fundamentales y reconocidos de los abuelos, se basa en la transmisión de los valores sociales y emocionales. Actualmente los abuelos están cobrando una gran importancia en el cuidado del bebé. Debido a los problemas a los que se enfrentan las familias hoy en día en cuanto a la conciliación de la vida laboral y familiar, los abuelos se han vuelto imprescindibles en el cuidado de los niños.

En los casos en los que los abuelos se encuentran en perfecto estado de salud, muchas veces pasan de cuidar a los nietos de forma esporádica a cuidarlos a tiempo completo si sus progenitores no pueden. Por este motivo, muchas familias explican que el cuidado de niños por los abuelos está generando muchas disputas familiares. La razón de estas disputas se debe a la dificultad que supone un consenso en cuanto al establecimiento de normas y límites, así como la toma de decisiones en el terreno educativo.

Muchos estudios hablan de los múltiples beneficios que pueden aportar los abuelos durante el cuidado de los bebés y la relación que esto tiene en el desarrollo cerebral de los niños. Por ello, vamos a profundizar un poco más en este tema.

Crianza de los hijos y apoyo en la familia

La crianza de los hijos consiste en cuidar, alimentar y educar a los niños durante los primeros años de su vida. Esta tarea puede ser llevada a cabo por: la madre, padre, abuelos, hermanos, otros parientes u otros cuidadores. La familia, en muchos casos, es la primera red de apoyo, probablemente la más fácil de conseguir para muchos padres. Es importante tener en cuenta, que, durante los primeros años de vida, la familia puede influir mucho en el desarrollo cognitivo, emocional, psicosocial y personal de los niños.

Por lo tanto, elegir un tipo de crianza que se adapte a vuestro estilo de vida será primordial para que todo el clan familiar vaya en la misma dirección.

Existen diferentes estilos de crianza que se podrían clasificar en:

  • Crianza autoritaria: El castigo suele ser la estrategia para que los hijos obedezcan. Este estilo de crianza tiene reglas muy estrictas y los padres suelen ser muy exigentes. Los hijos criados en este tipo de entorno suelen expresar dificultades en su desarrollo y suelen ser más vulnerables frente al estrés.

  • Crianza democrática: se considera el mejor estilo de crianza, ya que los cuidadores son conscientes de los sentimientos de los niños y fomentan su autonomía a través del diálogo y de sus necesidades emocionales. Estos niños cuentan con buenas habilidades sociales, alta autoestima, buen rendimiento académico y suelen ser muy empáticos.

  • Crianza permisiva: No existen sanciones al incumplir las normas, se valora la libertad y la independencia de los hijos. Su rol es parecido al de un amigo. Este estilo provoca una falta de auto-control y puede interferir en su desarrollo moral.

  • Crianza negligente: los cuidadores no se involucran en la crianza, tienen poca comunicación con los hijos, les proporcionan lo que necesitan para sobrevivir y poco más. En este tipo de crianza los niños tendrán problemas de comportamiento, bajo rendimiento académico y falta de desarrollo psicosocial.

Los estudios recomiendan que el mejor estilo de crianza es el democrático, aunque lo cierto es, que muchas veces, se utiliza la combinación de varios. A medida que han pasado los años han ido apareciendo otros estilos de crianza como los padres helicóptero, padres quitanieve, de corral, etc. Pero aún no existe mucha bibliografía alrededor de estas nuevas corrientes.

Si bien es cierto, la mayoría de progenitores utilizan un estilo de crianza en los hijos parecido al que utilizaron con ellos, lo mismo pasa con los miembros de la familia que cuidan a estos niños cuando los progenitores no pueden. De ahí que surjan disputas familiares a la hora del modelo de crianza a seguir. Ser padres es una tarea difícil, y criar a un niño aún más. Por eso, lo mejor es tener un estilo establecido para que todas las personas que estén al cuidado de tus hijos sigan las mismas normas, para que esto no afecte en el desarrollo de los niños.

El papel de los abuelos en la crianza de los nietos

¿Pueden los abuelos cuidar niños?

Los abuelos sí que pueden cuidar de los niños si se encuentran en un estado óptimo de salud física y mental. Si tenéis la suerte de contar con ellos, pueden ser fundamentales para un mejor desarrollo emocional e intelectual en los niños. Como hemos explicado anteriormente, es importante establecer unos límites claros con ellos para que no aparezcan disputas familiares. Algunos ejemplos que deberían seguir son:

  • Respeto por los métodos educativos que habéis elegido, aunque difieran de los suyos.

  • Respetar el estilo de crianza establecido.

  • Respetar el estilo de alimentación que se sigue en casa.

  • Evitar las comparaciones entre nietos.

  • Preguntar antes de hacer regalos.

  • No imponer creencias o transmitir prejuicios.

Estos son algunos de los ejemplos que podríais transmitir a los abuelos antes de que empiecen a cuidar de los nietos para evitar conflictos o malentendidos que puedan provocar un desequilibrio en el entorno familiar.

 

El papel de las abuelas en la crianza de los nietos

El papel de los abuelos/as en la crianza de los nietos

El papel de los abuelos en la crianza de los nietos puede llegar a tener múltiples beneficios en el desarrollo cerebral de los niños según la bibliografía publicada hasta la fecha. Algunos de los beneficios que se han encontrado son:

  • Ayuda a mejorar su desarrollo lingüístico: la exposición a diferentes tonalidades de voz, formas de pronunciar y los diferentes acentos ayudan a mejorar su compresión auditiva. Además la forma en la que se expresan los abuelos ayuda a enriquecer su vocabulario.

  • Mejoran la autoestima: el apoyo incondicional y amor que brindan los abuelos a los nietos ayuda a fomentar su autoestima.

  • Fuente de enseñanza: las experiencias vividas de los abuelos hacen que los nietos tengan muy en cuenta sus consejos y opiniones.

  • Diversión: los abuelos al tener más tiempo para el cuidado de sus nietos, pueden jugar más con ellos, llevarlos al parque, al cine, al teatro.

  • Transmiten valores y tradiciones: ayuda a que los nietos desarrollen su identidad y el sentido de pertenencia a la familia.

  • Apoyo emocional: los vínculos afectivos entre los abuelos y nietos suelen ser muy fuertes. Relacionarse con personas de diferentes edades les ayudará a comunicarse y relacionarse mejor a medida que vayan creciendo.

En conclusión, el papel de los abuelos en el cuidado de bebés y niños puede ser muy beneficioso a largo plazo, siempre que este cuidado sea de forma voluntaria y no forzado por los progenitores. No se debe tratar a los abuelos como niñeras o cargarles con la responsabilidad de educar a vuestros hijos. Si el cuidado brindado es de mutuo acuerdo también el beneficio lo recibirán los abuelos, ya que relacionarse con sus nietos les ayudará a prevenir el aislamiento, la depresión y otros problemas de salud.

 

apego seguro en el bebé

Fomentar el apego seguro en el bebé

como calmar a un bebe que llora

Cómo calmar a un bebé que llora: técnicas que realmente funcionan

Cómo lidiar con el rechazo de la comida en bebés