Escrito por Andreu Prados

Mi bebé llora mucho

Todos los bebés y niños pequeños lloran para comunicarse con los demás, así el llanto solo es una forma de expresar sus necesidades. A pesar de que muchos de los llantos son en respuesta al hambre, al malestar (como un pañal húmedo) o por separación, estos cesan cuando el bebé encuentra lo que busca como, por ejemplo, una comida, el cambio del pañal o estar en brazos tuyos1.

 

¿Sabías que los bebés lloran una media de 2 h al día?

 

El llanto es normal y tiende a ir a menos después de los 3 meses de vida. A pesar de ello, si el llanto persiste o no cesa cuando le proporcionas a tu peque las necesidades básicas, quizás es el momento de encontrar una causa subyacente que explique el motivo de este llanto y consultar al pediatra2

¿Por qué lloran los bebés?

Los bebés lloran para comunicar que necesitan cubrir alguna necesidad básica como el hambre, la higiene o el cariño de sus progenitores. Aunque el llanto es natural en un bebé y en un niño pequeño, hay algunas “banderas rojas” que nos tendrían que poner en alerta si el bebé no deja de llorar inconsolablemente.

 

Las siguientes condiciones indicarían que necesitas acudir a tu pediatra, ya que puede haber una causa subyacente en el llanto que hay que investigar a fondo1:

 

  • Dificultad para respirar.

 

  • Moratones y abrasiones.

 

  • Agitación o irritabilidad extrema.

 

  • Un llanto inconsolable sin causa aparente.

 

Por ejemplo, con fiebre lo más probable es que haya alguna infección; la dificultad respiratoria sin fiebre podría indicar dolor; y si hay alteraciones en las heces o dolor abdominal puede ser que haya un problema gastrointestinal de tipo cólico infantil.

 

Fijarte en cuándo aparece el llanto también es útil. Si el llanto es intermitente y dura varios días es menos preocupante que si el llanto es repentino y constante. Por otro lado, el carácter del llanto también es muy revelador y como padres seguro que podéis distinguir los distintos tipos de llanto. Por ejemplo, un llanto frenético o de miedo puede relacionarse con el dolor, que podría ir asociado al temido cólico del lactante.

 

 

 

 

Mi bebé se despierta llorando

Para determinar qué le pasa a tu bebé, es útil también saber si el llanto es exclusivo del día o de la noche. Por ejemplo, cuando aparece un llanto repentino nocturno en un bebé que por lo general es feliz y goza de buena salud, puede estar relacionado con la ansiedad por separación hacia sus padres o con problemas del sueño1.

 

En general, la mayoría de los bebés hasta los 2 meses se despiertan un par de veces por la noche para comer. A partir de los 2 meses solo se despiertan una vez en medio de la noche. Y cuando llegan a los 5 meses podría ser que no se despertaran en toda la noche4.

 

Lo más importante del llanto es sin duda identificar las causas y la respuesta de los padres hacia él. Conocer el patrón del llanto, su inicio temprano o tardío, alimentarlo a demanda (ya sea mediante lactancia materna preferiblemente o leche de fórmula) y, en especial, favorecer el contacto físico (cogiendo al bebé en brazos durante el llanto), es esencial para calmar al bebé cuando está nervioso3.

 

Si el bebé se sigue despertando por la noche sin ninguna causa aparente, quizás hay un problema de hábitos y de higiene del sueño. Estas 5 rutinas podrán ayudar a tu bebé a dormirse y a vosotros como padres, a estar más tranquilos4.

 

  1. Coloca a tu bebé en la cuna cuando tenga sueño pero todavía esté despierto.

 

  1. Visita al bebé a menudo si este suele llorar durante la siesta o al irse a dormir.

 

  1. Cada vez que visites al bebé, intenta que estas visitas sean aburridas con pequeños susurros y caricias, pero sin alterarlo ni sacarlo de su cuna.

 

  1. Cuando el bebé llore en medio de la noche, atiéndelo si necesita comer y acúnalo hasta que se vuelva a dormir.

 

  1. Ayuda a tu peque a encontrar una mascota, es decir, un pequeño muñeco que le ayude a dormir.

 

En conclusión, el llanto del bebé puede ser un quebradero de cabeza para los padres. Es por ello que el fuerte vínculo padres-hijos es fundamental para detectar los distintos tipos de llanto y si existe algún problema de salud que quizás se puede estar pasando por alto.

 

Bibliografía:

 

  1. MSD Manuals Professional Version. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/professional/pediatrics/symptoms-in-infants-and-children/crying (consulta 3 de julio de 2022)
  2. A Parenting Program by the American Psychological Association. Disponible en: https://www.apa.org/act/resources/espanol/comportamientos-18-meses (consulta 3 de julio de 2022)
  3. En Familia – Asociación Española de Pediatría https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/llanto-en-bebes (consulta 3 de julio de 2022)
  4. Premier Care Pediatrics https://www.premiercarepeds.com/yourhealth/healthtopics/CRS/CRS/pa_nightcr_spg.html (consulta 3 de julio de 2022).

Tercer Trimestre del Embarazo

Consejos para las náuseas matutinas del embarazo

Gestión del tiempo para padres primerizos