Dudas sobre dar el pecho… o no

Mamá, ha llegado el momento. Ya tienes a tu bebé en brazos y estáis camino a casa, ahora es el momento de hacerlo todo solos y una de estas cosas es alimentarlo correctamente.

Si te están entrando dudas sobre si dar el pecho o no, hoy te vamos a hablar de los beneficios de dar el pecho.

Spoiler: la lactancia siempre es la mejor opción para el bebé y para ti, así que sigue leyendo.

Dudas sobre dar el pecho

Beneficios de dar el pecho

¿Sabías que hasta los 6 meses la leche materna es la única comida ideal para los bebés?

Es segura, nutritiva y contiene anticuerpos que ayudan a proteger al pequeño de enfermedades muy comunes en esta etapa. No solo esto, sino que la leche le proporciona al bebé toda la energía y los nutrientes que necesita durante sus primeros meses de vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia es la mejor opción para una óptima salud del niño, pero también la tuya1.

Te contamos algunos de sus beneficios:

Beneficios para el bebé1:

  • Mejores resultados en test de inteligencia.
  • Menor predisposición a desarrollar sobrepeso u obesidad.
  • Menor riesgo de desarrollar diabetes.

Beneficios para la madre1:

  • Disminución del riesgo de hemorragias postparto.
  • Reducción del riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovario.
  • Pérdida del peso ganado durante el embarazo.

 

Hasta cuándo dar el pecho

Dar el pecho refuerza el vínculo entre madre y bebé, construyendo así una relación más íntima y única que empezará desde la primera toma de leche y que puede durar hasta más allá de los 2 años.

Es un mito que la leche materna no alimenta a partir del año, sino que se ha visto que la leche de las madres que dan el pecho durante más de un año tiene un contenido superior de grasas y energía que la de mujeres que han dado el pecho durante periodos más cortos2.

 

Posiciones para dar el pecho

La Asociación Española de Pediatría enumera distintas posiciones para facilitar el agarre de tu bebé y el vaciado adecuado del pecho3:

  • Posición de crianza biológica: colócate semiacostada y cómoda con el bebé encima de ti, dejando que se agarre espontáneamente al pecho.
  • Posición de cuna: crea una cuna con los brazos y acerca el bebé al pecho.
  • Posición recostada de lado: túmbate de lado y coloca al bebé con su cabeza frente a tu pecho y apoyada en la cama.
  • Posición de rugby: tal y como el nombre indica, esta posición consiste en coger a tu bebé con un brazo como si fuera una pelota de rugby. Utiliza una almohada para apoyar el bebé y tu brazo.
  • Posición de “dancer”: coloca el bebé sentado a caballito sobre tu muslo y con la cabeza frente al pecho.
  • Posición de cuna-cruzada: igual que la posición de cuna, pero apretando tu pecho en C y acercándolo hacia tu bebé cuando éste abra la boca.
Dar el pecho adelgaza

Dar el pecho adelgaza

Es un mito que hay que aconsejar a una madre dejar de dar el pecho a su bebé si quiere adelgazar.

Una mujer lactante claro que puede adelgazar. Se ha visto que la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses y continuada a partir de entonces puede favorecer la pérdida de peso4.

Si el grado de obesidad de la madre es importante, promover el ejercicio físico y realizar una pequeña restricción en la ingesta energética de 500 kilocalorías diarias puede contribuir a perder medio kilo por semana, sin la necesidad de dejar de dar el pecho4.

 

Inconvenientes de dar el pecho

Amamantar no tiene por qué ser un inconveniente, no es doloroso ni precisa preparación previa del pecho. A veces, puede aparecer dolor, grietas, mastitis o las tomas pueden ser difíciles, largas y demasiado frecuentes. Si esto ocurre y ambos estáis incómodos, consúltalo cuanto antes con un profesional de la salud de referencia.

Los beneficios de la lactancia materna superan con creces sus escasos inconvenientes, así que merece la pena mantenerla el máximo tiempo posible. Recuerda que existen grupos de lactancia en los que puedes recibir apoyo de otras madres y de profesionales de la salud si la lactancia no acaba de ser lo perfecta que pensabas que sería.

Acude a tu pediatra si crees que tu bebé no está alimentándose como debiera, tanto si es debido a algún problema de succión como si está relacionado con el momento de dar el pecho.  

 

Bibliografía:

  1. World Health Organization. Breastfeeding. Disponible en: https://www.who.int/health-topics/breastfeeding#tab=tab_1 (consulta 8 de mayo de 2022).
  2. Julio Basulto. Errores y mitos alimentarios en la infancia. Viure en salut. 2017 Jul; 110: 6-7.
  3. Asociación Española de Pediatría (eds). Guía para las madres que amamantan. Vitoria-Gasteiz; 2017. https://www.aeped.es/sites/default/files/gpc_560_lactancia_osteba_paciente.pdf (acceso 5 de agosto 2022).
  4. Julio Basulto. Sí, una mujer que da el pecho sí que puede adelgazar. Disponible en: https://juliobasulto.com/una-mujer-da-pecho-puede-adelgazar/ (consulta 8 de mayo de 2022)

Tercer Trimestre del Embarazo

Consejos para las náuseas matutinas del embarazo

Gestión del tiempo para padres primerizos