Cambios fisiológicos en el embarazo: Qué esperar cada mes

El embarazo puede ser una época maravillosa para cualquier futura madre. Aunque hay que soportar algunas dificultades y molestias a lo largo del camino, sentir la primera patada de tu bebé hará que todo merezca la pena, ¡te lo prometemos! Aunque cada embarazo es diferente, hay algunos cambios que puedes esperar que ocurran en tu cuerpo durante los próximos nueve meses.

 

Para ayudarte a prepararte, sobre todo si es tu primera vez, hemos elaborado una guía con todos los cambios corporales habituales en el embarazo, mes a mes.

Cambios en el primer trimestre de embarazo (meses 1-3)

La necesidad de orinar con frecuencia suele ser uno de los primeros signos del embarazo. Esto se debe a que el bebé presiona la vejiga, así como a la hormona del embarazo hCG, que puede provocar posibles accidentes.

Pero no te preocupes, esta etapa no durará siempre y, con el tiempo, tus riñones se adaptarán al embarazo. Una buena forma de acelerar este proceso es asegurarte de que tu vejiga está completamente vacía inclinándote hacia delante mientras orinas. También puedes considerar la posibilidad de realizar ejercicios de suelo pélvico, que pueden ayudarte a fortalecer los músculos que rodean el suelo pélvico.

Las náuseas matutinas son uno de los síntomas más comunes del inicio del embarazo, y afectan al 70% de las mujeres en las primeras etapas. A pesar de su nombre, estos síntomas pueden aparecer en cualquier momento, tanto de día como de noche. Para ayudar a combatir las náuseas, recomendamos los siguientes alimentos:

  • Galletas saladas
  • Pretzels
  • Patatas fritas
  • Patatas
  • Huevos
  • Carnes poco condimentadas

 

En los primeros meses, los cambios corporales más comunes durante el embarazo son los pechos hinchados o doloridos, las náuseas y la fatiga. También es posible que aumente el estado de ánimo y que empiecen a surgir los antojos del embarazo. Esto se debe a que tu cuerpo se está adaptando a una experiencia nueva y emocionante, así que no te alarmes por lo diferente que puedas sentirte tanto emocional como físicamente.

El cansancio es un síntoma muy común durante el primer y el tercer trimestre; para combatirlo, practica buenos hábitos de sueño yendo a la cama temprano y relajándote leyendo un libro o haciendo algo de meditación. Además, intenta utilizar la cama sólo para descansar y busca la forma más cómoda de dormir para prepararte para cuando tu barriga empiece a crecer.

 

Cambios en el segundo trimestre del embarazo (meses 4-6)

En el segundo trimestre es cuando tu barriga empieza a ser más visible. También es el momento en el que tu cuerpo se siente con más energía y en el que los instintos maternales pueden empezar a funcionar de verdad. Sin embargo, estas increíbles sensaciones y cambios también conllevan la posibilidad de que aparezcan estrías, dolores de embarazo e hinchazón. Es importante recordar que estos son síntomas normales del embarazo que se experimentan a mitad de camino y que pueden aliviarse con algunos de nuestros prácticos consejos y trucos.

Las estrías -que son marcas rosas, rojas, marrones o moradas en el cuerpo- son algo habitual en el embarazo y afectan a 8 de cada 10 mujeres. Para evitar que aparezcan o lo hagan en menor cantidad, es importante mantener una buena rutina de cuidado de la piel, usando productos que le aporten hidratación y elasticidad como Trofolastín®.

También puedes notar hinchazón en las piernas, los tobillos, los pies y las manos durante este periodo, lo que es una buena excusa para poner los pies en alto y relajarte. Esta hinchazón se debe a que tu cuerpo retiene más agua de lo habitual, así que asegúrate de llevar un calzado cómodo, beber mucha agua y dar paseos con regularidad.

Cambios en el tercer trimestre del embarazo (meses 7-9)

En el tercer y último trimestre del embarazo, es posible que te sientas más incómoda y pesada, y que tu creciente barriga te dificulte las actividades cotidianas. Intenta tomarte tu tiempo y pide ayuda cuando la necesites; sabemos lo difíciles que pueden ser los últimos meses.

En cuanto a los cambios corporales durante el embarazo, semana a semana puedes empezar a sentir:

  • hormigueo y entumecimiento,
  • dificultad para respirar,
  • crecimiento de los pechos.

 

Es posible que experimentes aumento de la hinchazón, el entumecimiento y el hormigueo en manos y dedos -también conocido como síndrome del túnel carpiano- es completamente normal y puede prevenirse.

Utilizar una muñequera, estirar regularmente las extremidades y hacer que la sangre fluya sacudiendo las manos con frecuencia, son buenas maneras de reducir los efectos del túnel carpiano. Si los síntomas son muy dolorosos o te impiden realizar las tareas cotidianas, acude a tu médico de cabecera para que te aconseje y te indique posibles medicamentos.

La falta de aire en el embarazo suele producirse en el segundo o tercer trimestre y se debe a que el bebé empuja el útero contra el diafragma. Esto no significa que respires menos oxígeno, pero si te causa molestias, considera la posibilidad de practicar una buena postura poniéndote recta con los hombros hacia atrás y tomándote el tiempo necesario para relajarte. Cuanto más ansiosa estés, más superficial será tu respiración.

Hacia el final del embarazo, también puedes notar que tus pechos aumentan de tamaño, están más sensibles y empiezan a soltar calostro (leche materna temprana de color amarillo). Para ayudar a aliviar las molestias, te recomendamos que utilices sujetadores deportivos con soporte y sin aros y que evites todo lo que pueda causar dolor, como la ropa ajustada y las duchas calientes.

¡Acepta los cambios!

Tu cuerpo cambia drásticamente a lo largo de las etapas del embarazo, mes a mes. Llevar un bebé es una experiencia increíble, pero también puede ser muy confusa y agotadora para tu cuerpo. Si sientes que los cambios te estresan, considera la posibilidad de tomarte un tiempo y permitirte adaptarte a cada nuevo cambio. También te recomendamos que hables regularmente con tu pareja, tus amigos, tu matrona y tu médico de cabecera para asegurarte de que nada de lo que estás experimentando es perjudicial para ti o para tu bebé.

 

Si tienes algún consejo o truco para afrontar los cambios corporales durante el embarazo, dirígete a nuestro Facebook e Instagram: ¡nos encantaría escucharlo! Para obtener más información y consejos sobre el embarazo y el futuro, visita nuestro blog de consejos cotidianos. No olvides utilizar los productos Mitosyl para calmar y proteger a tu pequeño contra la dermatitis del pañal cuando llegue.

Tercer Trimestre del Embarazo

Consejos para las náuseas matutinas del embarazo

Cuidado de la piel del bebé