Consejos para los primeros dientes del bebé

Los primeros dientes del bebé pueden suponer un reto para los padres. Por eso, vale la pena contar con recomendaciones prácticas que contribuyan a hacer frente a esta circunstancia con las máximas precauciones. A continuación, te contamos algunas de las claves que has de tener en cuenta en el proceso de la aparición de los primeros dientes del bebé.

Primeros dientes

La dentición es necesaria para que los niños puedan desarrollar sus procesos de nutrición de una manera cada vez más autónoma. Una vez ésta vaya progresando, serán capaces de, todavía con la ayuda de sus padres y monitores, masticar los alimentos de un modo más efectivo. Conforme vaya finalizando esta etapa, van a estar en condiciones de tragar alimentos sólidos.
Pero antes de que esto suceda se tiene que haber configurado su dentadura de un modo tan natural como, en la medida de lo posible, simétrico. Te explicamos los principales pasos de la dentición conocida como de leche.

¿Qué dientes salen primero?

Los primeros dientes en salir son los incisivos centrales, que también se conocen como incisivos inferiores. Luego surgen los cuatro incisivos laterales, que se dividen en dos laterales y dos centrales. Las siguientes piezas dentales en aparecer van a ser las dos que flanquean los incisivos inferiores centrales, es decir, los incisivos inferiores laterales.

Después llega el momento de las muelas que van a emplear para el triturado de los alimentos, que son conocidas como molares de leche. Finalmente, completan la dentadura las piezas dentales puntiagudas de la mandíbula superior. Nos referimos a los caninos superiores. De este modo, ya no faltaría por salir ninguna de las veinte piezas de la dentición de leche.

¿Cuándo salen los primeros dientes?

Si tienes dudas acerca de cuando salen los primeros dientes de los bebés, en este apartado te lo vamos a aclarar mediante una breve cronología. En este sentido, lo primero que has de tener en cuenta es que, de manera excepcional, hay bebés que nacen con una o dos piezas dentales. También los hay que desarrollan algún diente a lo largo de sus primeras semanas. No te ha de preocupar, salvo que esta dentición precoz pueda implicar inconvenientes a la hora de respirar o riesgo de atragantarse por una eventual caída de la pieza dental.

Por lo general, los dientes comienzan a despuntar bajo los bordes de las encías entre el cuarto y séptimo mes de vida del bebé. Has de saber que también hay casos en los que la dentición empieza durante su tercer mes.

Así que son los incisivos centrales o inferiores los dientes que primero suelen salir en el intervalo que te hemos comentado. Entre un mes y mes y medio más tarde ya van a ser visibles los incisivos superiores. Un mes después es el momento en el que comienzan a surgir los incisivos inferiores laterales. Por último, van a hacer su aparición, en este orden, los molares de leche y los caninos superiores.

Si el proceso que te hemos descrito se ha desarrollado bajo los parámetros normales, el niño contará con su dentición de leche totalmente formada alrededor de los tres años de edad. Si se está produciendo con una mayor lentitud, has de ponerlo en conocimiento del pediatra para que aborde la disfunción de la manera más adecuada.

¿Cómo aliviar el dolor de las encías en los bebés?

Aunque no sucede en todos los casos, es muy probable que el bebé tenga trastornos del sueño y de la nutrición relacionados con el dolor que le puede llegar a causar la salida de los dientes iniciales.

Cuando esto sucede, puede que el bebé babee más de la cuenta. Asimismo, puede tender a intentar morder cosas para calmar la desazón que le genera la aparición de sus primeras piezas dentales. Aparte, chupar cosas y tragar demasiada saliva pueden conllevar que le afecten algunas bacterias, lo que puede derivar tanto en fiebres como en episodios de diarrea.

Ante esta situación, hay algunas cosas que puedes hacer para calmar el dolor de encías:

Puedes frotar suavemente las encías de tu bebé con un dedo limpio o una gasa húmeda, de este modo, la presión puede aliviar su malestar.

También, al aplicar frío se consigue reducir la inflamación de sus encías e insensibilizar ligeramente la zona que les duele.

Ahora solo faltaría aplicar un bálsamo específico para proteger y calmar el dolor de las encías del bebé a medida que sus pequeños dientes crecen puede ser de gran ayuda, como lo es el Bálsamo Primeros Dientes de Mitosyl.

Mitosyl Bálsamo Dientes para las encías del bebé

Si estás buscando una crema para aliviar el dolor de encías de tu bebe, Mitosyl Bálsamo Primeros Dientes es un producto que se va a adaptar a su necesidad de paliar la irritación en esta zona.

Esta crema balsámica, que está disponible en envases de 25 ml, cuenta entre sus ingredientes activos con menta y suero láctico. Si el bebé se encuentra inquieto por el dolor de encías, puedes aplicarle este bálsamo entre cuatro y seis veces al día. Te aconsejamos ponérselo con mimo, sobre todo, después de que coman y antes de que se acuesten.

En definitiva, te aconsejamos seguir con atención la salida de los primeros dientes de tu bebé. Primero, para comprobar que el proceso está yendo correctamente. Y segundo, para aliviar el dolor de encías cuando empiece el proceso de dentición.

Cuidado de la piel del bebé

Cómo gestionar las rabietas de los niños pequeños

presentar a un nuevo hermanito

Cómo presentar al nuevo hermanito