Escrito por Andreu Prados

Lidiar con el peso que has ganado después de dar a luz

Una cita muy común entre la comunidad Mitosyl® es “me alegro de poder ponerme al bebé de foto de perfil, hasta que pierda peso”. Nos hace gracia porque es muy cierto y porque la mayoría nos hemos encontrado en ese punto. Aunque todas deseemos que el peso ganado con el embarazo desaparezca en media hora como en las películas, lamentablemente, en el mundo real no es así como sucede. Aún así, no te obsesiones con eso, tenemos muchos consejos para ayudarte. Una vez te sientas lista para comenzar tu dieta después del parto y cuando tengas el visto bueno de tu médico, asegúrate de seguir nuestros mejores consejos.

Alimentación después de dar a luz

Por simple que parezca, una dieta saludable y equilibrada es el mejor punto por dónde empezar. ¡Una cosa a evitar a toda costa es una dieta de choque! Las dietas de choque consisten en comer una cantidad muy baja de calorías con el objetivo de perder una gran cantidad de peso rápidamente. Suena genial, ¿verdad? Incorrecto, perder demasiado peso rápido siempre es una mala idea, pero aún más después de dar a luz. Una dieta baja en calorías aumentará tu cansancio, no tendrás suficiente energía y con un bebé al que cuidar, ¡sentirte más fatigada de lo normal es lo último que necesitas!

Aunque la comida es la parte principal de una dieta saludable, mantenerse hidratada es igualmente importante. Una ventaja adicional es que el agua te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo.

Ejercicio después de dar a luz

Como todas las personas que alguna vez han tratado de perder peso, hacer ejercicio es realmente importante para mantener un estilo de vida saludable. Una dieta saludable es una prioridad, pero ejercicio es esencial para mantener la fuerza y energía. El ejercicio también es una manera maravillosa de liberar endorfinas y hacerte sentir más positiva y optimista. Incluso el más simple de los ejercicios puede marcar la diferencia, como dar un agradable paseo en el parque para que la sangre circule.

Tu cuerpo, tus reglas

A pesar de que estos consejos te ayudarán a comenzar tu viaje, no significa que vayan a funcionar de la noche a la mañana. La conclusión es que necesitas tomártelo con calma, acabas de dar a luz a un pequeño ser humano. Para que tu cuerpo se adapte al bebé, muchas cosas han tenido que moverse, así que date tiempo para que tú y tu cuerpo os adaptéis. Recuerda que no hay límite de tiempo para perder peso. No importa si tardas dos meses o dos años, es tu cuerpo y, por lo tanto, tus reglas.

Consejos para las náuseas matutinas del embarazo

Cambios del cuerpo en el embarazo

Gestión del tiempo para padres primerizos