Tercer trimestre de embarazo: Lo que necesitas saber

Si estás leyendo esto, suponemos que has llegado al tercer trimestre de embarazo: ¡ya casi lo tienes! Pronto conocerás a tu bebé por primera vez, ¡qué emoción! Sin embargo, este periodo puede parecer el más largo, ya que estás deseando que llegue la fecha del parto y llevar a tu bebé dentro durante esos últimos meses puede ser preocupante y agotador.

Por ello, hemos creado una guía práctica que explica lo que ocurre en el tercer trimestre, incluyendo el crecimiento del bebé, los cambios corporales a los que hay que prestar atención, los síntomas que no hay que ignorar y los consejos de los expertos para ayudar a que transcurra lo más cómodamente posible.

¿Cuándo empieza el tercer trimestre de embarazo?

El embarazo se divide en tres etapas o trimestres. El tercer y último trimestre comienza en la semana 28 de embarazo hasta que das a luz alrededor de la semana 40. El embarazo llega a término en la semana 37, pero, por supuesto, algunas futuras mamás no se ponen de parto hasta después de la semana 40, por lo que la duración exacta del trimestre puede variar.

Características del tercer trimestre de embarazo

Tu pequeño crecerá a gran velocidad durante los últimos meses del embarazo. Puede que sientas que tu barriga no puede crecer más, pero tu bebé aumenta aproximadamente la mitad de su peso al nacer durante el tercer trimestre, así que prepárate para que tu barriga crezca aún más. El aumento de peso en el tercer trimestre es perfectamente normal y una señal de que tu bebé está alcanzando un peso saludable.

Durante el último trimestre, tu bebé alcanza muchos hitos de desarrollo sorprendentes. Su cerebro crece a gran velocidad, lo que significa que empieza a abrir los ojos y a responder a la luz, el sonido y el tacto.

También le empezarán a crecer las uñas de las manos y de los pies, y su piel empezará a alisarse a medida que vaya adquiriendo volumen. En el tercer trimestre también experimentarás movimientos fetales rápidos, en los que notarás patrones de movimiento de tu bebé, como patadas y puñetazos.

Síntomas del tercer trimestre de embarazo

No sólo tu bebé experimentará muchos cambios, sino que tú también -podrás notar que comienzan a desarrollarse algunos síntomas del tercer trimestre del embarazo, como:

Cansancio en el tercer trimestre de embarazo

Para muchas mamás, el cansancio es un síntoma común, lo que no es de extrañar, ya que llevas un bebé casi a término. El cansancio en el tercer trimestre es habitual, pero debe tomarse en serio; ahora es el momento de asegurarse de que tu entorno familiar y tus amigos te apoyen para que puedas disfrutar de un merecido descanso.

Ganas de orinar constantes en el embarazo

 

¿Sientes que tienes que orinar más de lo habitual? A medida que el bebé empieza a desplazarse por la pelvis, puede ejercer presión sobre la vejiga, lo que puede provocar pérdidas. Se trata de un síntoma completamente normal en el tercer trimestre y no hay que avergonzarse por ello.

El mejor consejo: Utilizar un salvaslip fino a diario puede darte más seguridad durante este periodo.

Dolor de espalda en el embarazo

El aumento de los niveles hormonales hace que el tejido conjuntivo de la zona pélvica comience a aflojarse para prepararse para el parto, provocando dolor de espalda y caderas. Los ejercicios suaves que fortalecen los músculos de la cadera pueden ayudar a aliviar el dolor. Si el dolor no te deja dormir, prueba a hacerlo de lado con las rodillas dobladas y utilizando almohadas para apoyar el estómago. Si te está causando muchas molestias, acude a tu médico de cabecera para que te examine adecuadamente.

Contracciones de Braxton Hicks

Durante el embarazo, tu cuerpo puede experimentar falsas contracciones, conocidas como Braxton Hicks. Pueden ser desde leves hasta más dolorosas, por lo que algunas mujeres pueden confundirlas con las contracciones del parto. La principal diferencia es que las contracciones de Braxton Hicks son irregulares y pueden desaparecer si empiezas a moverte o cambias de posición, mientras que las contracciones de parto se aceleran a medida que avanzan y no desaparecen cuando te mueves, pero si tienes alguna duda, merece la pena que consultes a tu médico.

Pies y tobillos hinchados

Otro síntoma común del tercer trimestre es la hinchazón de tobillos y pies, que suele estar causada por la retención de líquidos, las hormonas y el aumento de peso. Mantener las piernas elevadas puede ayudarte a estar lo más cómoda posible. En algunos casos, la hinchazón puede ser un signo de algo más grave, así que habla con tu médico si la hinchazón aparece de repente o empeora.

Síntomas de alerta durante el embarazo

Aunque es de esperar que haya cierto malestar durante el tercer trimestre, hay una diferencia entre los síntomas normales y los efectos secundarios más graves. Asegúrate de saber a qué señales de advertencia debes prestar atención y ponte en contacto con tu médico lo antes posible si experimentas alguno de ellos.

  • Sangrado vaginal
  • Vómitos extremos
  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor abdominal intenso
  • Fiebre alta
  • Dolor al orinar
  • Mucho flujo vaginal acuoso
  • Disminución repentina de los movimientos del bebé

Consejos para el tercer trimestre de embarazo

Nuestro primer y más importante consejo para el tercer trimestre de embarazo es que no te exijas demasiado. Tu cuerpo está experimentando muchos cambios, por lo que tu prioridad es cuidarte a ti misma y a tu bebé. Estos son nuestros principales consejos:

  • Toma tus vitaminas prenatales: no son sólo para las primeras etapas; te recomendamos que tomes tus vitaminas prenatales, como el ácido fólico y la vitamina D, durante todo el embarazo para asegurarte de que recibes todos los nutrientes y minerales que necesitas.
  • Lleva una dieta sana y equilibrada: además de tomar las vitaminas, seguir una dieta sana con frutas y verduras variadas, grasas saludables, cereales integrales y proteínas te ayudará a manteneros sanos a ti y a tu bebé.
  • Mantente activa si puedes: sabemos que llevar a un bebé dentro es agotador, pero si cuentas con la aprobación de tu médico, prueba a hacer algún tipo de ejercicio suave o moderado, como caminar, hacer yoga o nadar, para ayudar a mejorar tu estado de ánimo y la presión arterial.
  • Haz los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico. Los ejercicios de Kegel ayudan a mantener fuertes los músculos que rodean la vejiga y el útero, así que si los haces durante el embarazo, te ayudarán a preparar los músculos para el parto.
  • Acude a todas las revisiones médicas: asegúrate de acudir a todas las citas prenatales para comprobar que tanto tú como tu pequeño estáis sanos durante el tercer trimestre. El médico o la matrona también pueden ofrecerte consejos útiles sobre la lactancia y el cuidado del recién nacido.

 

Por supuesto, sabemos que estarás muy emocionada por conocer a tu bebé, así que el último trimestre del embarazo también es un buen momento para:

  • Tomar clases de preparación al parto con tu pareja, una amiga o un familiar
  • Preparar el equipaje para cuando te pongas de parto
  • Tener preparada la habitación del bebé
  • Comprar e instalar la sillita del coche para el bebé
  • Asegúrate de tener todos los artículos para el bebé que necesitas (incluida la pomada protectora Mitosyl, por supuesto)

 

 

Esperamos que este artículo sobre el tercer trimestre del embarazo haya respondido a tus preguntas y te ayude a que el tiempo pase lo más rápido y cómodamente posible. Para obtener más información y consejos sobre el embarazo, consulta en nuestro blog de artículos sobre las náuseas matutinas y cómo cambia tu cuerpo durante el embarazo.

No te olvides de probar nuestros productos Mitosyl cuando llegue tu pequeño, con fórmulas suaves para calmar y proteger su piel contra la dermatitis del pañal.

 

Consejos para las náuseas matutinas del embarazo

Cambios del cuerpo en el embarazo

Cuidado de la piel del bebé